REVIEW: La comedia ‘Kràmpack’ busca repetir el éxito 25 años después

KRAMPACK

TEATRO – BARCELONA – CRÍTICA

En 1994, unos jóvenes Jordi Sánchez, Joel Joan, Mònica Glaenzel y Eduard Fernández estrenaron Kràmpack, siendo actualmente el popular Recio de La que se avecina el autor de la obra. Por aquél entonces, todo el elenco tenía una vis cómica que provocó una rápida conexión entre los cuatro actores y el público. Tal fue el éxito que el texto saltó de La Villarroel a Madrid y al extranjero, hasta que en el año 2000 Cesc Gay firmó una versión cinematográfica con el mismo nombre y la misma premisa. Ahora, 25 años más tarde, la historia vuelve al renovado Teatre Aquitània de Barcelona. Con un nuevo elenco y bajo la dirección de Pep Anton Gómez, buscan atraer a las nuevas generaciones, tarea nada fácil.

Es un riesgo volver a poner sobre un escenario una historia antigua que ya de por si no tenía mucho enganche. Kràmpack es simplemente el nombre adjudicado a un juego sexual inventado por los protagonistas, que son nada más y nada menos que cuatro compañeros de piso aparentemente amigos, aunque en el fondo cada uno tiene muchos conflictos y tensiones vitales por resolver.

Àlex Ferré, Jaume Casals, Mikel Iglesias y Lidia Casanova sustituyen a los veteranos actores, y lo cierto es que unos por exagerados y los otros por sosos, en conjunto no generan ningún tipo de complicidad entre ellos ni empatía con el público. A veces no basta con que el texto sea bueno -que tampoco es que se hayan esmerado mucho aquí-. Hay que saber interpretarlo y ponerle emoción.

Seguramente el público catalán que acuda al Aquitània a los pocos minutos de empezar recordará la serie de televisión Plats Bruts estrenada en 1999, donde precisamente participaron Sánchez, Joan y Glaenzel. Es normal. La puesta en escena, las pausas para cambiar el decorado, la música de fondo y sobre todo la forma de actuar de Jaume Casals evocan a Joel Joan y ese piso donde tantas aventuras pasaron y tantas risas nos contagiaron.

  • ¿Por qué verla?

A los nostálgicos de Plats Bruts o de representar obras de teatro en final de curso, les gustará Kràmpack. Y también a aquellos que hoy en día tengan ganas de triunfar y de tener una vida sexual activa, ya que pueden identificarse con algunas frases o escenas. Al fin y al cabo, esta nueva producción de White Moose conserva las mismas ideas que la original. | Información y entradas.

Valoración: ✮

Texto: Gemma Ribera

© COMOexplicARTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s