REVIEW: Show de David Copperfield en Las Vegas

dco

TEATRO – INTERNACIONAL – CRITICA

Durante las vacaciones de verano aprovechamos el viaje al otro lado del charco para asistir, a finales de agosto, a uno de los espectáculos más increíbles del momento, fijado en Hollywood Theatre dentro del hotel MGM Grand de Las Vegas, ni más ni menos que el show ofrecido por el preceptor de la magia y el ilusionismo David Copperfield.

Este ilusionista estadounidense de renombre consiguió encandilar a todo el público, incluso a los que estábamos en el front row -la sala se organiza con mesas en las primeras filas donde se aceptan bebidas y snacks y gradas después- debido a su facilidad para hacer desaparecer objetos y teletransportar incluso seres vivos. Desde el primer instante adentró en su mundo de fantasía a los presentes, quienes tienen un importante papel participativo sin otro fin que pasarlo bien.

Insistiendo en su lema de vida “Live the impossible”, basado en la filosofía que su padre le había enseñado desde que era pequeño -confesó que a los 6 años de edad es cuando comenzó a creer en los imposibles- mantiene de principio a fin un juego temporal creando una mezcla de sensaciones entre el pasado, el presente y el futuro, y va realizando una serie de trucos que quizá, siendo considerado uno de los mejores magos del mundo, no son tan impactantes en base a las expectativas que uno tiene, pero que sin duda dejan boquiabierto a cualquier curioso.

La narrativa del espectáculo gira entorno a la familia y de igual modo que hace referencia a su padre, su mayor maestro, y a su abuelo, quien asegura que dejó de hablarle cuando se convirtió en profesional, al poco de empezar remonta a su infancia para que tanto niños como adultos puedan comprender las historias que cuenta, tanto suyas como de personas ajenas. y vivan una experiencia inolvidable, teniendo en cuenta que lo más importante no es saber la verdad de los trucos sino quedar maravillado ante semejante sorpresa.

El truco bautizado como “The prediction board” que consiste en que miembros del público al azar dicen una serie de números y fechas y estos coinciden con los que hay escritos dentro de una caja previamente bloqueada es reproducido por el maestro de una forma distinta, Copperfield no se limita a adivinar los números en un papel sino que añade su voz pregrabada recitando las predicciones y muestra exactamente esos números en unas matriculas de coche viejas. Y como éste, muchos más que le prosiguen y que mantendremos en secreto para conservar la intriga. Copperfield va más allá de la normalidad haciendo variaciones de los típicos trucos e incorpora, como intérprete irónico, gracioso y muy expresivo con el público que es, elementos que hacen que el show sea muy personal y que él se vea muy transparente.

Fue una gran oportunidad poder disfrutar del show y aun más poder saludar al artista, tan cercano como parecía en el escenario. Muy, muy recomendable.

Valoración: ✮✮✮✮✮

Texto: Gemma Ribera
© COMOexplicARTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s