CRÓNICA: Halsey trae a Barcelona el fenómeno “New Americana”

MUSICA – INTERNACIONAL – CRÓNICA

Puede que mucha gente no conozca aun a Halsey, pero Ashley Nicolette Frangipane, que así es como se llama realmente, es una chica nacida el año 1994 en Nueva Jersey que está subiendo como la espuma con su música y estilo alternativo y que se está colocando como un referente en todo el mundo, especialmente para el público adolescente. Anoche visitó Barcelona por primera vez y ofreció un concierto en la sala Razzmatazz como parte de su Badlands Tour para presentar su disco Badlands en nuestro país.

La música y el nombre de esta cantante y compositora empezaron a sonar en el año 2014, monento en que, tras comprobar la acogida que obtuvo la grabación de su tema Ghost una vez publicada en la plataforma digital SoundCloud, pudo sacar al mercado Room 93, un EP debut con cinco canciones y algunos vídeos extra. A partir de entonces comenzó a subirse a los escenarios o bien como telonera de otros grupos o bien acompañada de una banda con la que podía enseñar sus canciones, pero no ha sido hasta mediados de 2015 cuando ha iniciado su propio camino como artista, gracias al lanzamiento de su primer álbum.

Pese a tener muy claro lo que quiere y ser consciente de que es una estrella teen -una estrella que a este paso podría acabar pisando los talones a Miley Cyrus o Justin Bieber- noche acudió a Razzmatazz con una propuesta apta tanto para jóvenes como para adultos y que, del mismo modo, fue muy bien recibida tanto por sus seguidores más auténticos -personas que incluso imitan su estilo- como por aquellos curiosos a los que les interesa ese sonido pero que poco saben mucho sobre ella.

Abrió el concierto con Gasoline y lo cierto es que bastaron cuatro acordes y un par de estrofas para que se estableciera una conexión de lo más gratificante con los presentes, quienes se mostraron encantados con la aparición de la artista y compartieron la misma energía que ella hasta el final, marcando el ritmo con los brazos en alto y manifestando saberse la letra de todas las canciones sin parar de cantar a todo pulmón.

halsey1

Las producciones electrónicas llenas de color, fuertes ritmos y melodías algo oscuras pero muy limpias, complementándose con esas letras tan sugerentes y rebeldes, encajaron a la perfección con la atmósfera y el ambiente de la sala cuyo escenario estaba decorado con proyecciones visuales asociadas al contenido de los temas musicales. La mezcla entre un sonido tan atrevido y un componente óptico tan atractivo hicieron que, sin duda, el trabajo de la banda con las máquinas y la instrumentación fluyera acorde a la voz de Halsey y a la pasión puesta por el público.

Fue un concierto muy corto -una hora escasa debido al limitado repertorio- pero muy, muy intenso. En él se pudieron escuchar en vivo Drive, Hold Me Down, Roman Holiday, Haunting, Castle, Strange Love y prácticamente todos los temas de Badlands. Cabe poner especial atención en el momento de la interpretación de su último single, Colors, el estribillo del cual dice  “Everything it’s blue” y cuya letra incluye la frase “and you decided purple just wasn’t for you” porque el público tuvo el detalle de levantar papeles con el original mensaje “Because purple is for us”, algo que arrancó una inevitable sonrisa a la cantante; y, como no, otro instante mágico generado por la llegada de New Americana, canción literalmente indie-pop agenciada ya como un fenómeno digno de adolescentes a causa de ser una declaración de intenciones en toda regla considerada himno entre las nuevas generaciones.

Seguridad en si misma no le falta a Halsey, y encima del escenario tampoco. Es fácil percibir que es alguien que cree y confía en sus cualidades y sus posibilidades y por ello actúa transmitiendo su carácter y su positivismo a cualquier persona que se le acerca. Parece que por un lado vive rodeada de “swag” y se la ve como una chica mala que usa un vocabulario callejero y viste de forma llamativ , pero en cambio, por otro lado se nota que parte de su mente está en las nubes viviendo un sueño que se está haciendo realidad y, como agradecimiento, regala muchos gestos y palabras de cariño a sus fans. En mitad de concierto pidió incluso una ovación para esos fans más fieles después de aplaudir a sus músicos y a BØRNS, el grupo telonero, afirmando que son los que han hecho posible que esté donde está y que les quiere muchísimo. Si sigue así con su fuerza y actitud, puede seguir ganandose a más gente. ¿Quién sabe si en unos años vuelve a España pero cambia el recinto por un Palau Sant Jordi?

Texto y fotos: Gemma Ribera
© COMOexplicARTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s