CRÓNICA: Jake Bugg encandila Barcelona con su guitarra y su voz

MÚSICA – INTERNACIONAL – CRÓNICA

El folk-rock de Jake Bugg llegó a L’Auditori de Barcelona y encandiló a todos los presentes el pasado jueves 10 de noviembre, siendo ésta la única fecha en nuestro país de su actual tour. Nos visitó para presentar On my one, su tercer disco de estudio publicado en junio de este mismo año. En 2014 el cantante y compositor británico pasó por el DCODE Fest de Madrid como artista invitado, pero desde entonces no había vuelto a España, y la gente lo esperaba y lo recibió con los brazos y los ojos bien abiertos.

A las 21h horas, con una puntualidad digna del Reino Unido, el quinteto de indie-pop Blossons comenzó a tocar para telonear al artista principal durante aproximadamente media hora, con un estilo que recordaba un poco al grupo internacional Artic Monkeys, consiguieron llamar la atención del público y la sala entró poco a poco en calor.

La canción de Jake Bugg que da nombre al disco, On my one, fue la que abrió el concierto. Estaba sentado y con apenas tres focos iluminándole, pero ya desde el inicio, arrancó grandes aplausos. Pero era hora de animarse, y por ello algunos espectadores dejaron la vergüenza en casa y en cuanto sonaron los primeros acordes de Two Fingersuno de los primeros temas del cantante y de los más animados-, se levantaron de las butacas para bailar. Otros la cantaban disimuladamente y movían sus manos, pero lo cierto es que nadie se quedó quieto. Su single más reciente, Bitter Salt, provocó la misma reacción.

Inevitablemente tenía que repasar los temas más conocidos de sus anteriores trabajos, así que de ahí se remontó a 2012-2013 para interpretar en acústico algunos temas como Me and you y Trouble Town. Inmensamente agradecido por el apoyo y sin abandonar el formato íntimo ni su guitarra acústica, prosiguió con Love, Hope & Misery, tema incluido en su último álbum.

Al pasarse a la guitarra eléctrica de nuevo y sumarse a los músicos, llegaron Kingpin, Put out the fire y también la celebrada Slumville Sunrise. En el extenso repaso de sus grandes éxitos no podían faltar Messed Up Kids, Never Wanna Dance y Seen It All. El cantante nos propuso de manera implícita un viaje circular entre el pasado y el presente y, mezclando canciones enérgicas con otras más relajadas, pudo manejar las emociones del público a su antojo y conducirnos a todos por ese recorrido a lo largo de su trayectoria musical.

Después de marcarse un solo de guitarra interpretando Simple Pleasures, volvió a la guitarra acústica y nos deleitó con Simple As This y Broken, su balada más famosa. Ya de cara al final, Lighting Bolt, una de las canciones más ansiadas por sus fans, fue cantada con tanta fuerza que Bugg se quedó casi sin respiración y realmente emocionado.

Jake Bugg transformó un espacio donde se suelen hacer conciertos de música clásica -o por lo menos más tranquilos- en un escenario gobernado por el rock, el folk y el buen rollo. Fue una cita única y especial. De momento sabemos que Blossons van a actuar en Razzmatazz el próximo mes de febrero, pero mentiríamos si no dijéramos que nos quedamos con ganas de que el protagonista de la noche regrese pronto a Barcelona para seguir irradiando talento y belleza por aquí.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Texto: Gemma Ribera
Fotos: Marta Garcia > © COMOexplicARTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s