CRÓNICA: The Pretty Reckless y sus teloneros The Cruel Knives llenan la sala Apolo de Barcelona

MÚSICA – INTERNACIONAL – CRÓNICA

La banda estadounidense más rebelde y prodigiosa de los últimos años tiene nuevo disco en el mercado: Who You Selling For. Hablamos de The Pretty Reckless, el grupo liderado por la joven Taylor Momsen, chica rubia de armas tomar. España no podía faltar en su gira europea de presentación #TPRWorldTour y este jueves 9 de febrero les vimos actuar en la sala Apolo de Barcelona con todas las entradas agotadas, justo antes de viajar a Madrid. Sus telorenos fueron The Cruel Knives, un nuevo proyecto musical creado por los antiguos miembros de Heaven´s Basement, Sid Glover y Rob Ellershaw a los que se han unido Tom Harris y Al Junior. El griterío del público adolescente presente hizo eco desde el comienzo como señal de agitación e histeria emocional. Pero las sensaciones aumentaron a medida que subían los decibelios… ¡Esto era solo el principio! 

El grupo encargado de abrir el show a las 20h tocó solo siete temas. Sin embargo, hubieran quedado mejor con un poco más de tiempo y por tanto de repertorio, porque entre que tardas a reaccionar, te acostumbras a su música y sigues el ritmo, cuando te enganchas ya han terminado. The World We Were Sold, Crawl Promised land fueron las canciones de mayor peso y aclamación.

A las 20:30h se hizo el silencio hasta las 21:05h. Las luces se encendían para dar la bienvenida a The Pretty Reckless y su Follow me Down. Ropa oscura, guitarras sonando con fuerza y voz alzada y entonada. Todo listo para iniciar el concierto. Con la máxima potencia posible arrancaron Since you´re gone y Oh my god, dos de las canciones que evidencian cuál es su registro musical: el hard rock más puro y excitante.

Después de darse un respiro con Hangman, un tema más calmado, llegaron de la mano sus éxitos Make me Wanna Die My Medicine. El calor ocupaba su sitio y el abrigo negro de Taylor ya no hacía falta. Eso sí, las cruces seguían ahí. Que se note su sello de marca e identidad. A continuación nos deleitaron con Prisoner y Sweet things. La cantante se hizo la dueña indiscutible del escenario, pero no estuvo sola. Y es que a su extraordinaria voz la acompañan día si y día también Ben Philips a la guitarra y los coros, Mark Damon al bajo y Jamie Parkins a la batería. Una formación perfecta que suena y se ve radiante. El público lo notó y coreó con ganas Light me up, el siguiente tema de la setlist.

Puede que su último disco sea tan reciente que aun no haya calado hondo en sus fans, pues Who You Selling For y Living in the storm pasaron un poco más desapercibidas. De pronto, los primeros acordes de Just Tonight -uno de sus clásicos- avanzaron un momento muy auténtico: toda la sala haciendo los coros a Taylor, que se dejó la voz en cada verso apoyada por la fuerte instrumentación.

Para acabar, tocaron Heaven Knows, Going to hellTake me Down. Como ya es costumbre en los conciertos, lo mejor se deja para el final. Por tanto, no podían retirarse los músicos sin ofrecer un bis. Y así fue, pero uno, una única canción. Ni más ni menos que Fucked up world, con solo de batería incluido. La complicidad entre la banda y el público y la energía de sus temas nos dejó claro el motivo por el cual levantan tantas pasiones. The Pretty Reckless saben hacer y tocar rock, y lo demuestran cada vez que visitan nuestro país para dar algún concierto.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Texto: Gemma Ribera
Fotos: Marta Garcia > © COMOexplicARTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s