CRÓNICA: Experiencia en la gala final de ‘Tu Cara Me Suena 5’ con Blas Cantó como ganador

TELEVISIÓN – ESPAÑA – CRÓNICA

Nervios. Esta es la palabra que mejor define lo que se sintió y vivió esta noche de viernes en el plató de Tu Cara Me Suena. El programa de televisión español más visto de la parrilla nacional cerraba la quinta edición con la gran gala final emitida en directo, y quiso hacerlo por todo lo alto. Tras siete meses viendo a los concursantes imitar lo mejor posible a los cantantes que elegía el pulsador al azar, llegaron las dos semifinales -ya en directo- donde conocimos a los cinco finalistas: Blas Cantó, Lorena Gómez, Rosa López, Beatriz Luengo y Canco Rodriguez. Ellos escogieron al artista que querían defender y se entregaron en cuerpo y alma para despedirse a lo grande. ¡Y vaya si trunfaron! Un 28,8% de share ha colocado TCMS en un nuevo récord. Los datos indican que la quinta final ha registrado el mayor share de todas las finales que ha celebrado el programa de Gestmusic. En cuanto a espectadores, más de 4 millones vieron ayer Antena 3. Todo esto desde fuera, pero hay que sumar las 600 personas que caben dentro de plató ¡entre las cuales estuvimos presentes! Así fue la experiencia…

Quién iba a decir al equipo de Gestmusic que este talent show de imitaciones musicales iba a convertirse en un fenómeno internacional. El tiempo pone a cada uno en su lugar. Realmente, si ya nos gustaba, ahora que hemos visto de cerca como funciona, todavía nos extraña menos que el formato haya traspasado fronteras y sea uno de los más vendidos.

Estábamos citados allí dos horas antes de la emisión en directo. Uno puede pensar que es pronto y que se hace pesada la espera, pero para nada. Ya sea en grabaciones o en los momentos previos al directo, a quien ves primero cuando entras es al equipo de público. Ellos se encargan de hacerte pasar, te asignan el asiento y te dan las instrucciones necesarias para cumplir con el protocolo. El plató es más pequeño de lo que parece, pero ahí en el centro está Mateo Vergara que lo hace grande. Él es el animador del programa que te recibe con los brazos abiertos y la mayor de sus sonrisas. Un superhombre que no es capaz de estarse quieto, que está pendiente de todo y de todos y que sabe hace reír como nadie. En otras palabras: el alma de la fiesta.

Poco antes de empezar, además de ver al equipo del Making off grabando entre bambalinas y al magnifico fotógrafo Jose Irun de un lado para otro inmortalizando momentos, aparecieron el regidor y el resto del equipo técnico. Después presentaron al cuerpo de baile, cuyo trabajo no se valora tanto como es debido -¡Admitidlo, TCMS no sería lo mismo sin ellos!-. Y con toda la simpatía del mundo apareció Manel Fuentes, dispuesto a saludar a las gradas y a grabar unos recursos previos al inicio del programa. Conexión en directo con los informativos, últimos preparativos, cuenta atrás… ¡y al grito de “prevenidos” llegaron los aplausos y la apertura!

Àngel Llàcer, Chenoa, Lolita y Carlos Latre tuvieron una entrada gloriosa vestidos con disfraces. No obstante, acto seguido nos dejaron ver que llevaban sus mejores galas para la ocasión. Llàcer, el “presidente” de la mesa, bromeó e insistió repetidas veces que no quería separarse de su móvil porque quería votar al ganador. Latre tampoco abandonó su smartphone, pero como ya viene siendo habitual, el actor cómico lo utilizó para retransmitir por las redes sociales lo que iba pasando y guardar recuerdos en forma de fotografías. Incluso se hizo selfies con cada sector del público, un gesto muy amable por su parte. Y es que, aunque los descansos del directo no tienen nada que ver con los de una jornada de grabación, las pausas publicitarias dan para mucho: fotos, retoques de maquillaje, aprovechar para comer o asearse… La sensación de ir a contrarreloj es muy estimulante, la verdad. Sea como fuere, la elección del ganador estaba única y exclusivamente en manos de la audiencia. Por eso el jurado se mostró relajado, emocionado y compasivo con los participantes de principio a fin.

Las actuaciones de los cinco finalistas fueron brillantes. Si en televisión impresionan, en directo mucho más. La energía que desprendió Canco Rodríguez como Bruno Mars se contagió desde el minuto uno. Al terminar su interpretación, el actor protagonizó el primer momento especial de la noche y nos puso los sentimientos a flor de piel. Buscó a su novia entre el público y, mirándola, entonó el estribillo de Marry you para declararle su amor. El malagueño quedó en quinta posición pero eso parecía no preocuparle, estaba cómodo y feliz. Sin duda él ha sido la sorpresa de la edición, sobretodo por su actitud ejemplar. Lorena Gómez fue la siguiente en cantar. Tenía el gran reto de meterse en la piel de Rocío Jurado, pero lo bordó y puso al público y al jurado en pie. La fuerza y la dedicación fueron tales que el traje le jugó una mala pasada y dejó salir al aire un pezón. Aun así, la cantante leridana salió del paso y no pudo evitar emocionarse con todo el cariño y las palabras de agradecimiento que le brindaron. Acabó en tercera posición pero muy satisfecha.

P!nk tiene un gran catálogo de imitadores en el recorrido de este programa, pero Beatriz Luengo arriesgó y realizó un número de telas realmente impactante. En plató habia un séquito de fans apoyándola. No paraban de corear su nombre y cada vez que hablaban de ella o que ella misma soltaba un discurso, la grada enloquecía. Aspiraba a una posición alta en el ranking, pero parece que no convenció al público que votaba desde sus casas, pues acabó cuarta.

Rosa López y Blas Cantó son los dos que se batieron el duelo final. La ganadora de la primera edición de Operación Triunfo y el ex-componente de la boyband Auryn imitaron a Gloria Trevi y a Marc Anthony respectivamente. La versión puerto-riqueña de ¿Y cómo es él? de Jose Luis Perales ganó la batalla y convirtió a Blas Cantó en el vencedor de la quinta edición. ¡Ya era hora de que un hombre se proclamara ganador del formato! Semana a semana hemos ido descubriendo su “capacidad por hacer las cosas bien” -tal como alabó el jurado- y seguro que a partir de ahora va a ser un diamante pulido con mucha guerra por dar. El joven intérprete quiso compartir el premio con Yolanda Ramos, quién según él es la auténtica merecedora por sus divertidas imitaciones. Al repetir la actuación, no pudo contener las lágrimas, pero tampoco aguantaron Lorena, Rosa, Beatriz ni el jurado. El plató entero se transformó en un océano lleno de alegría, sí, pero también recuerdos y nostalgia. Un espacio que seguro nunca olvidarán.

tcmsfinal

El resto de concursantes de Tu Cara Me Suena 5 acudieron a la gala final para apoyar a sus compañeros y nos brindaron varias actuaciones a modo de exhibición. Juan Muñoz trajo de vueta a Los Chunguitos para imitar a Los Chichos junto a los hermanos Salazar. David Guapo homenajeó a Chuck Berry. Esther Arroyo nos cautivó como Jevetta Steele y Yolanda Ramos puso el broche de oro volviéndose “loca” en la piel de Raffaela Carrá. Y aun hubo hueco para unos cuantos invitados. Por un lado, los actores de la serie Allí Abajo Jon Plazaola, Óscar Terol, Gorka Aguinagalde e Iker Galartza, dejaron de lado sus raíces vascas para dar vida a Los Manolos cantando la archiconocida All my loving. Por otro lado, el imitador Raúl Pérez nos mostró su habilidad en la piel de Elvis Crespo. ¿Estará alguno de ellos en la próxima edición?

De momento acaba TCMS, pero la semana que viene comienza una nueva aventura. Lolita y Latre ceden su silla de jurado a Mónica Naranjo y a Miki Nadal, pero Chenoa y Llàcer se quedan al mando para conocer a los anónimos que seguramente, pronto dejarán de serlo. Manel Fuentes conducirá también Tu Cara No Me Suena Todavía, una renovación del formato que cada viernes tendrá una gala en directo emitida en Antena 3 donde 10 personas representarán a artistas diferentes. El programa busca nuevos talentos pero pretende mantener su esencia y no asimilarse a otros talent shows del estilo. ¡Veremos que nos ofrece!

La salida de plató fue un poco caótica. El cansancio y el estrés por parte de los responsables del público se notaba, y quizá el trato recibido al final no fue el más adecuado. De todos modos, era tarde y la gente también iba un poco acelerada… parece que a día de hoy hay quien no sabe comportarse. Si quitamos este detalle, en general la experiencia fue divertida, amena e irrepetible. Un verdadero placer poder formar parte de una gala repleta de emociones que va a pasar a la historia, de un programa tan bien hecho como este, que además dirige una mujer. Gracias Laia Vidal, gracias Gestmusic.

tcmsfinal1.jpg

Texto y fotos: Gemma Ribera
© COMOexplicARTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s