REVIEW: “Paraules encadenades”, thriller teatral que regresa a Barcelona – Grec 2017

TEATRO – CATALUNYA – CRÍTICA

Hace dos décadas que el guionista catalán Jordi Galcerán escribió Paraules encadenades, un thriller representado en los teatros por Emma Vilarasau y Jordi Boixaderas bajo la batuta de Tamzin Townsend. Este año, Sergi Belbel dirige una nueva versión del clásico que a tanta gente atrapó en su momento. Se ha programado en La Villarroel de Barcelona dentro del Festival Grec 2017 hasta el 6 de agosto. David Bagés es aquí Ramón, el asesino en serie que mata sin sentir ningún tipo de emoción; y Mima Riera es Laura, su expareja y su próxima víctima. Encerrados en un teatro abandonado, ambos comienzan un juego que pone a prueba el poder de las palabras. Un juego peligroso y atractivo a partes iguales.

Al público no lo tocan, pero cada uno de los asistentes está presente y es partícipe en primera persona de lo que dicen los protagonistas y de lo que ocurre en escena. Estamos en los años noventa del siglo pasado. No hay teléfonos móviles y el fijo se ha roto. Laura está secuestrada y no tiene escapatoria. Tan solo puede obedecer las órdenes del psicópata si quiere huir sana y salva, pero cuando una se juega la vida a una sola carta…. No es tan fácil renegar.

La fuerza interpretativa de Riera es tan grande que, pese a que al inicio apenas se la escucha, se nota que siente el miedo en sus carnes. Se mete tanto en la piel de su personaje que poco a poco ésta enfermera recién licenciada en psicología se va luciendo con cada frase, movimiento y sensación que suelta cara al público. Bagés borda su interpretación en los vídeos que proyecta pero, al menos desde mi punto de vista, en persona confunde bastante. Se enfurece demasiado rápido pero en cambio la violencia tarda en llegar. De todos modos, hay que tener en cuenta que es una obra en la cual las palabras son casi más importantes que los actos, por lo que, al menos en ese aspecto, resulta indiscutible que los dos actores consiguen llamar la atención del espectador e incluso erizarle la piel en alguna de las discusiones que mantienen.

El guion contiene sorpresas inconfesables y algunos toques de humor necesarios para paliar la situación. La puesta en escena está muy lograda con luces, efectos de sonido y elementos de atrezzo que el personaje de Bagès controla y tiene en su poder. No es la típica obra de teatro que te hace reír y desconectar, pues tienes que estar atento cual película de misterio. Por eso mismo puede que no guste a todo el mundo, porque conforme se acerca el desenlace, la trama se enreda hasta el punto que pueden resultar pesados tantos giros del tipo “ahora te asesino, ahora te dejo marchar”.

  • ¿Por qué verla?

¿Quién no conoce el juego en el que uno comienza diciendo una palabra aleatoria y el adversario tiene que responder con otra palabra que empiece por la última sílaba de la que acaba de escuchar? Exacto, el juego de las palabras encadenadas. Pues sí, los dos protagonistas lo utilizan como recurso para batirse el duelo, frente a frente, sin trampa ni cartón. Cual vaquero del oeste desafiando al oponente en pleno desierto. Sólo por la rapidez con la que desarrollan los diálogos y la forma que tienen de hacer entrar en razón al otro, ya merece la pena ver Paraules encadenades. Calidad y originalidad. Pese a que el final se alarga demasiado, los 90 minutos que dura la obra están llenos de suspense en estado puro. Buen trabajo de Belbel y compañía.

Valoración: ✮✮✮

Texto: Gemma Ribera
© COMOexplicARTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s