REVIEW: ‘Dignitat’, debate político a dos bandas alterado por las ambiciones personales

dignitat.jpg

TEATRO – BARCELONA – CRÍTICA

Dignitat es una obra teatral en clave de thriller político que pone sobre la mesa los límites incansables de la condición humana, así como las consecuencias que pueden traer al resto de los mortales las ambiciones personales. Esta pieza dirigida por Ignasi Vidal se estrenó en castellano en Madrid, y pese a contar también con otras versiones en varios países de Latinoamérica, se tradujo al catalán cuando a finales de 2018 llegó al Teatre Apolo de Barcelona. Este año, Roger Pera y Octavi Pujades se han mudado al Aquitània Teatre. Sitio distinto pero misma historia sobre cómo el afán de protagonismo puede romper una amistad entre dos compañeros de partido ante la posibilidad de hacerse con el poder.

Ya están fuera del horario laboral. En el escenario, que figura un despacho, hay dos butacas, una mesita, un perchero, una lámpara y armarios que esconden el mayor de los tormentos. Francesc, el próximo candidato a las elecciones (Octavi Pujades), ha citado al secretario general del partido, Álex (Roger Pera), una reunión nocturna. Animados por el whiskey, los dos viejos amigos comienzan a conversar con total naturalidad, pero poco a poco van saliendo a la luz secretos y confesiones que dan un giro argumental al texto a menos de mitad de la obra y, claro está, lo tuercen todo, incluyendo su relación de amistad y de colaboración.

“La vida es lealtad. La decencia es lealtad”, señalan durante este franco diálogo. A medida que se descubren verdades, el tono de voz aumenta y surgen la rabia y la indignación. Es lo que pasa cuando la honestidad falla… pero es que para cambiar al mundo primero es necesario que uno mismo cambie. En esta batalla a dos voces por mantener la cabeza alta, el hijo de Joan Pera gana con diferencia al actor de Cerdanyola del Vallès. Sin duda alguna.

Será que coincidimos con que Octavi Pujades sufre una lesión en el pie e iba cojeando y hablando con cara de dolor, o simplemente será que a su personaje le falta energía y autoridad -nunca mejor dicho-. Quizá son solo impresiones, pero Roger Pera tiene más credibilidad en cada frase y cada gesto. Aun así, bravo Pujades por actuar lesionado de la mejor manera posible.

  • ¿Por qué verla?

Intrigante, con humor y emoción. Dignitat es un retrato atemporal que muestra hasta qué punto el alcance del poder puede cambiar la mentalidad de las personas. ¿Es posible ser corrupto pero mantener la dignidad? He aquí la principal pregunta que se le plantea al espectador sin pronunciar palabra. Es inevitable formularse dicha cuestión, pero obtener la respuesta definitiva es otra cosa. En Barcelona hasta el 24 de febrero. Información y entradas.

Valoración: ✮✮✮

Texto: Gemma Ribera

© COMOexplicARTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s