CRÓNICA: El Polo Music Festival, quinta parada del #TourReflexión de Ana Guerra

MÚSICA – BARCELONA – CRÓNICA

Ana Guerra, ex-concursante de Operación Triunfo 2017, ha comenzado a recorrer ciudades en solitario, presentando su álbum debut Reflexión. Después de acabar la gira de OT2017, pisar festivales con su compañera Aitana para expulsar pa’ fuera Lo Malo, y justo antes de embarcarse en el ciclo de conciertos ImaginBank junto a Cepeda, este verano le toca prestarse a su público en todo tipo de escenarios. Quinta parada del #TourReflexión: El CaixaBank Polo Music Festival, en el Real Club de Polo de Barcelona.

Entre el doble concierto de Pablo López y el de Ana Guerra pasaron cinco días. Cinco días en los que hubo que cambiar por completo la estructura del escenario y reordenar las gradas. El resto de artistas pasan sin pausa de jueves a lunes, por lo que lo tenían que regularizar para convertirlo, de nuevo, en un escenario común, de grandes dimensiones pero sin la panorámica 360º.

El lugar elegido para actuar en la Ciudad Condal es de alto standing y seguramente no todo el mundo pueda permitirse pagar un precio que ronda como mínimo los 40 euros. Aun así, multitud de familias traían a sus hijos/as a ver en directo a su triunfita favorita. Adultos y niños cantaron sin parar todos sus hits, en un show que alternaba canciones de su primer disco y su paso por OT. Claro, cuando no hay más repertorio…. Pero alerta: ¡Hubo un par de sorpresas!

ANAWAR_POLO1.jpg

Aunque ella se empeñe en decir “Hola, mira qué bien me va sola”, lo cierto es que en la gira no lo está. La rodean una banda de cuatro músicos, un extenso cuerpo de baile y, en esta ocasión, trajo a dos invitados de lujo para deleite de todos: Nerea Rodríguez -con quien cantó a dúo Cuídate de La Oreja de Van Gogh- y Manu Guix -con quien se aventuró a cantar en catalán uno de sus singles más famosos, El got mig ple-. Ah, y entre el público también estaba Carlos Right, que despertó furor entre las fans.

ANAWAR_POLO2.jpg

En ningún momento se cambió de vestuario, pero, sin embargo, deslumbró de principio a fin con un body negro y unos pantalones largos de lentejuelas, Comenzó la noche hablando Bajito y poco a poco fue subiendo su voz, y también la temperatura, para qué negarlo. A partir de ahí, entramos en su supuesto viaje emocional y fuimos cambiando de ambiente y de estilo musical como quien sube y baja del coche.

Desde los ritmos latinos que dominan en La negra tiene tumbao’, Lágrimas negras, Havana o su inconfundible versión de La Bikina, hasta las baladas más intensas como Por debajo de la mesa, o dos de sus temas propios más sentimentales, Olvídame, Con una mirada y Vete de mi.

Tampoco faltaron sus solo de Don’t you worry ’bout a thing, que interpretó con Mimi en la primera gala de OT ni de There’s Nothing Holding Me Back, originalmente de Shawn Mendes que en OT cantó con Roi. Después de Sax, Lo Malo o El Remedio… solo quedaba Ni La Hora, un broche final de oro. Se quedó una noche en la que, aunque sinceramente el perfil de Ana Guerra no encaje a la perfección en un festival tan privilegiado como éste, nos divertimos como si estuviéramos en una Fiesta Mayor de nivel.

ANAWAR_POLO3.jpg

 

Texto y fotos: Gemma Ribera

© COMOexplicARTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s