REVIEW: ‘Kinky Boots’, aire fresco para el mundo de los musicales

TEATRO – MADRID – CRÍTICA

Madrid es sinónimo de cultura. La capital ofrece una gran variedad de espectáculos y sobre todo apuesta por ellos. El 28 de septiembre ‘Kinky Boots’ aterrizó en el Teatro del Espacio Ibercaja (Delicias) y es una apuesta segura avalada por seis Premios Tony durante sus años en Broadway. Por ahora, estará en cartel hasta el 9 de enero.

Basada en la película homónima (en España titulada ‘Pisando Fuerte’) y con música de Cindy Lauper, ‘Kinky Boots’ cuenta la historia de Charlie Price (Daniel Diges), un joven que sufre un cambio drástico en su vida debido a la repentina muerte de su padre. Como consecuencia, se ve forzado a salvar la fábrica familiar de zapatos, la cual no pasa por su mejor momento. Durante este proceso, Charlie conoce a Lola (Tiago Barbosa), quien pese a ser muy diferente a él, le ayudará en su misión. Con mucha empatía y comprensión mutua, esta peculiar pareja es capaz de abrazar sus diferencias y crear una fabulosa y novedosa línea de stilettos. Sin embargo, su mayor logro será el de su amistad.

Es de agradecer la creación de musicales relativamente nuevos como ‘Kinky Boots’ en esta época tan marcada por la reposición o actualización de clásicos. La función recoge elementos típicos del formato (grandes coreografías corales o un decorado protagonista) y le añade una visión más moderna y acorde a nuestros tiempos a través del mensaje y el personaje protagonista de Lola. Sin embargo, en este punto positivo radica también su principal problema. Esta versión de teatro musical no acaba de adentrarse y cautivar al espectador con la historia del personaje de Tiago Barbosa. Todo se queda en una capa más superficial vestida de comedia en la que el público se divierte con Lola, pero no se emociona ni empatiza como debería.

El peso actoral de la actuación recae principalmente sobre Daniel Diges y Tiago Barbosa. El primero demuestra ser un virtuoso vocalmente hablando y se luce en varios momentos de la función. El segundo aporta el tono jocoso y dicharachero a la obra (sin olvidarnos de Angy Fernández) y es el personaje con el que el público siente más feeling gracias a su faceta más cómica. Además, es la única figura (juntos a sus compañeras drags) que se sale ligeramente de los arquetipos clásicos de personaje a los cuáles sí que pertenecen el resto del elenco. En ‘Kinky Boots’ si se habla del reparto es imposible no dedicarle unas palabras al universo Drag. Cuando ellas pisan el escenario, con sus espectaculares coreografías y su maravilloso lenguaje no verbal, acaparan todas las miradas.

Una característica que representa a este musical es su sencillez. Para algunos esto equivaldrá a un aspecto positivo y para otros no. Sin embargo, no tiene por qué ser uno u otro. Simplemente es así. Al fin y al cabo, es un espectáculo en sí, agradable y cuya intención es entretener. No profundiza en ninguna vertiente, pero cumple en todas. ‘Kinky Boots’ tiene una previsible estructura de inicio, nudo y desenlace, pero esto no es negativo ya que no pretende ser otra cosa.

En cuanto a el repertorio de temas, la trama gana enteros cuando el personaje de Lola y sus compañeras Drags entran en acción. El escenario se convierte en una fiesta y son claramente los momentos que se quedan en la retina del espectador. Aún sabiendo lo difícil que es, ante tal cantidad de canciones, que todas sean buenas, ‘Kinky Boots’ vuelve a patinar en la parte emotiva. Las baladas que tienen como objetivo llegar a la fibra sensible del público no lo hacen en ningún momento al confundir el concepto explicado anteriormente de sencillez con el de “simpleza”.

Para finalizar, mención especial a todo aquello que no es tan mediático y palpable a simple vista durante la función. El director musical y su banda, iluminación, sonido, el reparto coral no protagonista, coreógrafos y diseñadores de decorados. Todos ellos hacen un gran trabajo y son los cimientos que hacen que ‘Kinky Boots’ sea lo que es.

¿Por qué verlo?

Ante tantos remakes, la llegada a Madrid de ‘Kinky Boots’ representa un soplo de aire fresco en el mundo de los musicales. Una historia sencilla, pero completa que fusiona lo clásico de Broadway con la visión más moderna de la actualidad. Pese a que no profundice en los aspectos ya comentados, resulta un espectáculo digno de ver que, sobre todo, entretiene durante 120 minutos.

Información y entradas

Valoración: ✮✮✮

Texto: Javier Cendrero
© COMOexplicARTE

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s