RESTAURANTE #BCN: Inquiet, pequeńo sitio con gran cocina

GASTRONOMÍA – BARCELONA – RESTAURANTE

Inquiet abrió sus puertas en Barcelona a finales del mes de octubre de 2021. Situado en la calle Aragó, muy cerca de plaza Letamendi, su nombre ya no para de sonar.  El chef Alejandro Goñi, cocinero argentino con más de 20 años de experiencia, ha ideado una carta con influencias mediterráneas, asiáticas y latinas. Una propuesta gastronómica sin aditivos, donde el producto de temporada es el protagonista. El proyecto está creciendo gracias al boca a boca de los que ya lo han probado. Por eso venimos por aquí y por las redes sociales a hacer un poquito más de ruido. Lo merece.

El local es pequeño pero acogedor. Decorado con gusto y un estilo minimalista. Unas mesas bajas y otras altas, y la cocina abierta para ver lo que sucede en los fogones. (Abstenerse los que no quieran salir con la ropa oliendo). A primera vista, la carta es corta y no diferencia entre primeros y segundos. Efectivamente, está pensada para compartir platillos, aunque sí que se distinguen opciones con pescado y marisco, vegetarianas y carnívoras para agradar a todo tipo de paladares.

Así pues, pedimos cinco platos para compartir entre dos, sumando el pan de masa madre con mantequilla ahumada y el entrante de cortesía con la que dimos inicio a nuestra velada: un tartar de remolacha con un croûte de puerros y anacardos con el pan de masa madre acompañado de mantequilla ahumada. Nada más empezar ya nos llamó la atención la original vajilla hecha a mano por Pell de Ceràmica. ¡Si señores, la presentación importa porque la comida debe entrar por los ojos!

El origen latino del chef queda plasmado en varias de sus creaciones. Desde la calabaza con queso de anacardos y brotes de la huerta -un plato vegano apto para cualquiera- hasta las patatas bravas con espuma de alioli y chutney de tomate -que son de corte fino y no escatiman en salsa-.

Seguimos con la carne y elegimos el steak tartar con salicornia y cremoso de huevo, y el pulpo a las brasas con vegetales glaseados, kale y croûte de puerros. Claramente pudimos observar que les gusta usar ciertos productos, pero no molesta porque quedan más espesos los platos. Algunos son más pequeños que otros, pero queremos hacer especial mención a uno de los más top de carta de temporada: el huevo de otoño con setas, aceite de trufa y puré de patatas. Generosa ración y de sabor suave pero convincente.

Nos avisaron que la carta iba a cambiar pronto, y no quisimos dejar escapar la gratín de peras y granita de cava para terminar con un dulce que nos permitiera salir del restaurante llenos perro sin explotar. Para aquellos que toman vino, atención porque tienen una bodega con una amplia selección de vinos con los que maridar los diferentes platos. También cuentan con menú del día y de miércoles a sábado abren en turno de cena.

Recomendamos vivir la experiencia culinaria que oferta Inquiet no sólo por la maravillosa combinación de aromas, sabores y texturas de los platos, sino por el servicio tan amable y cordial del personal. Gracias a Fede y a Fausto por su cuidada atención y sugerencias.

  • Tipo de cocina: Mediterránea.
  • Precio: €€-€€€
  • Dirección: C/ d’Aragó, 209. 08011. Barcelona

Texto: Gemma Ribera

Fotos: Jordi Ferré

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s