EXPERIENCIA #BCN: Dolce Sitges, Hotel 5 estrellas resort donde desconectar del mundo

GASTRONOMIA – SITGES – EXPERIENCIA

Si vas a Dolce by Wyndham Sitges te olvidarás de todo. Sólo necesitarás tu maleta. Ellos se encargan de que vuelvas a sentir y hagas volar tu imaginación. Es cuestión de dejarse llevar por las maravillas que ofrece este pequeño Oasis de lujo Mediterráneo. Se trata de un Hotel 5 estrellas ubicado en un enclave único y exclusivo, rodeado de un parque natural y con vistas panorámicas al municipio de Sitges. Nosotros vivimos una experiencia completa con copa de bienvenida, spa, habitación deluxe con buffet desayuno incluido, parking gratis y un festín gastronómico. ¿Te hacen falta motivos para pasar allí tus vacaciones o planificar una escapada donde alejarte del mundo? Aquí te los damos:

Para empezar, en un primer paseo por el Hotel llaman la atención las instalaciones. Tanto el hall como los restaurantes, las habitaciones y el jardín exterior son estancias modernas, abiertas, amplias y cómodas. Al entrar ya ves la sala de conferencias y el hotel en sí divididos en dos edificios diferentes. Queda claro que, aunque se celebran eventos, bodas y reuniones; la calma es la reina de este alojamiento.

Además del gimnasio abierto 24 horas, el spa tiene acceso específico y separa en franjas horarias la entrada de familias con niños y de parejas/adultos para garantizar el relax. Es un espacio reducido, equipado con una piscina climatizada con cascadas verticales y jacuzzi, sauna finlandesa y solárium con vistas al mar. Puede que no sea el más bonito o glamouroso que hayamos pisado, pero cumple con su función: hacerte desconectar para volver a conectar contigo mismo/a.

Tienen más de un restaurante. Al mediodía fuimos a Terraza La Punta. Aquí el chef Jaume Balada ha preparado una nueva carta de otoño/invierno 2021-2022 caracterizada por el producto KM0 y de temporada. En este espacio actualizado recientemente, se respira un ambiente elegante, mágico y tranquilo para comer o cenar en pareja, en familia o con amigos cualquier día de la semana. Es pequeño pero acogedor, y si hace sol la terraza exterior es perfecta. Hay carta, pero cabe destacar el menú del chef, que incluye entrante, principal, bebida y postre por 38€. 

En nuestro caso, pedimos por un lado el canelón de asado con glasa de gallina, aceite de trufa y chicharrones de cerdo, y la crema de hongos con huevo a baja temperatura y brandada de bacalao para empezar. Suaves pero originales platos. Seguimos con el arroz del delta del Ebro con setas, anguila ahumada y emulsión de setas, y con un buen pescado de la lonja con verduras a la plancha y patata al vapor. Cocina sencilla pero de calidad. Los postres llegan en forma de vasitos a elegir.

De noche, lo mejor es dejarse caer por el Bar Malvasía. Allí puedes degustar un cóctel de autor antes o después de cenar una selección de tapas creativas en un ambiente cálido y recogido con una decoración muy sofisticada. Tabla de jamón o de quesos, hamburguesas, sándwiches o ensaladas. ¿Qué prefieres?. Además, tanto si duermes o no en el hotel, todos los viernes de 19 a 21h puedes disfrutar del ‘Dolce Tardeo’, con sesiones de DJ y aperitivos para la ocasión.

El desayuno se sirve en el Restaurante Verema. Esta zona ofrece vistas panorámicas de Sitges y del Mar y tiene dos áreas privadas. Está preparada al estilo buffet con varias barras y sofás repartidos pro la sala. e incluye showcooking en directo de platos calientes como tortillas, huevos fritos y pancakes. Allí puedes disfrutar tranquilamente de un desayuno continental o a tu gusto. Y si vienes con grupos de más de 30 comensales, te dan la opción de organizar comidas y cenas buffet.

Hay dos bares más que permanecen cerrados en temporada baja. Siguiendo el recorrido por el Hotel, descubrimos su hermoso jardín con cuatro piscinas climatizadas al aire libre, tumbonas y palmeras. Esta zona te permite descansar rodeado/a de naturaleza. 

¿Y qué decir de las habitaciones? Es la parte más importante de un hotel, al menos eso pensamos nosotros. En Dolce Sitges, el lujo se nota en cada lado. La habitación deluxe tiene todo lo que una persona podría desear si busca tranquilidad: acústica, cama doble, buenas vistas, minibar, productos para el cuidado de la piel, sofá, caja fuerte, bañera y ducha… Y con una atención muy cordial y personalizada en todo momento.

Si todavía no te hemos convencido, que sepas que en la web tienen ofertas limitadas. Cada detalle en Dolce Sitges se convierte en una experiencia digna de compartir. No lo dudes y haz tu reserva.

Texto: Gemma Ribera

Fotos: Jordi Ferré

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s