REVIEW: ‘Un cel de plom’ narra la supervivencia de Neus Català en la etapa más dura

CINE – NACIONAL – CRÍTICA

La historia de Neus Català sigue viva a día de hoy, tal como ella quería desde que fue liberada del campo nazi de Holleischen. La enviaron a trabajar allí reclutada después de estar en el campo de concentración de Ravensbrück. Fue en ese infierno donde se proclamó la última superviviente catalana de los campos de concentración nazis, liderando un grupo de presas que combatieron al ejército saboteando 10 millones de las balas que les obligaban a fabricar. 

Este 28 de abril se estrena en los cines Un cel de plom, el filme de Miquel Romans basado en la novela homónima de Carme Martín. Una película que rinde homenaje no solo a la activista comunista y antifascista, sino a todo el ‘Comando de las Gandules’, formado por mujeres que continuaban luchando y arriesgando sus vidas desde el cautiverio. 

Nausicaa Bonnín interpreta con fuerza y determinación a Català en este largometraje. Una historia real sobre una heroína real, donde también está presente el simbolismo. Sin ir más lejos, Català conservó el traje de deportada hasta el final de su vida. Un traje que simboliza la preservación de la memoria histórica. Y, de hecho, la propia actriz confirmaba a los medios en la presentación del filme en el BCN Film Fest días atrás que “La foto icónica de Neus Català, que parece ser hecha en los campos, es posterior, se la hizo para recordar”. Un gesto que con el tiempo ha cobrado más sentido.

Un cel de plom narra el esfuerzo y la capacidad de supervivencia desde el dramatismo y la oscuridad, pero aportando un halo de luz y de esperanza. Ese era el leitmotiv del director, y hay que decir que tanto por parte de la crítica como del espectador, es de agradecer que dé la importancia que merecen en esa dura etapa a la humanidad y a la solidaridad.

La protagonista es el centro de todas las miradas, cierto. No obstante, la aparición de Rachel Lascar, Roger Batalla, Iría del Río, Natalia Barrientos, Paula Vélez y Laura Conejero en el reparto, crea una atmósfera única. Sus personajes comparten el dolor y la rabia, pero también dicha esperanza. Y si a ello le sumamos la música de Joan Pons (El Petit de Cal Eril), hecha íntegramente a partir de las voces de las Tarta Relena, resulta un recurso perfecto para recordar que si la herida está abierta es para que no olvidemos a Català, una luchadora nata que falleció en 2019 a los 103 años de edad.

¿Por qué verla?

Porque aunque solo nos cuentan el capítulo en que Neus Català regresa de Francia después de haber sido prisionera del ejército alemán, al final arrastra todo el background de la historia y del origen hasta que consigue hacer estallar una brecha de luz y libertad. Magníficos el relato y el retrato.

Valoración: ★★★★

Texto: Gemma Ribera

© COMOexplicARTE

Aquí el tráiler

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s