REVIEW: ‘La habitación de María’, ¿última obra de Concha Velasco?

TEATRO – NACIONAL – CRÍTICA

Tras una extensa gira por todo el país, Concha Velasco ha pasado por el Teatre Goya de Barcelona este mes de mayo dejando huella, como siempre suele hacer cuando pisa la Ciudad Condal. La actriz vallisoletana, que el pasado noviembre de 2020 cumplió 81 años, reconoce que en el Goya ha vivido sus mayores éxitos como actriz y tiene claro que La habitación de María es “una de las funciones más bonitas y más importantes” de su carrera. Escrita por su hijo, el director y guionista Manuel Martínez Velasco, ha tenido un proceso de creación de cuatro años. Mano a mano han conseguido sacar un relato muy emotivo que reflexiona sobre la importancia de la cultura para los seres humanos y el poder de vencer los miedos.

Impulsada por el productor Jesús Cimarro y dirigida por el dramaturgo Jose Carlos Plaza -que ha trabajado con Velasco en seis ocasiones-,  la obra explica la historia de Isabel Chacón, una célebre novelista de 80 años que es incapaz de salir de su piso en Madrid porque sufre de agorafobia. Suena el teléfono. Es la televisión. Hablan con ella de su fama, de amores pasados y de las últimas veces. Entre otras anécdotas en clave de humor, admite que todo está relacionado con una tragedia que se explica al final de la obra.

Le quedan cinco páginas para terminar de escribir su nueva novela basada en ella misma. Le preguntan por el final. Siempre buscamos que la gente haga lo que nosotros queremos, aunque se sostenga eso de “sé tú mismo”. Decide acabar su libro esa misma noche y elegir si salir fuera o no. De pronto se produce un incendio en el edificio, así que más le vale tomar la decisión correcta.

La protagonista es consciente de que la mayor prisión existe en su interior y que si logra terminar de escribir, podría salir de su coraza  y de la jaula de oro. El texto está repleto de referencias a célebres personajes como Agatha Christie, El Mago de Oz y citas de J. D. Salinger, entre otros autores. En cuanto a la escenografía, nada más levantarse el telón vemos a la actriz posada en una silla. Y de ahí no se mueve. Tan solo puntualmente se agarra al escritorio que le acompaña para levantarse un tanto del asiento. Apenas da un paso y ya se deja caer de nuevo. Tiene más peso su mente brillante que su figura.

¿Por qué verla?

En la presentación de El Funeral –sí, la obra anterior que fue un puro despropósito-, Velasco ya predijo que La habitación de María podría ser su despedida de los escenarios, pero quién sabe… Ella siempre ha defendido que está ahí para hacer lo que le dé la gana, y eso se nota en cada paso que da. Es comprensible que su público sienta una admiración correspondida, porque ella se entrega al cien por cien, y entre tantos gags y disparates, es capaz de hacerte soltar una lagrimilla si es necesario.

Valoración: ✮✮✮

Texto: Gemma Ribera

© COMOexplicARTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s